¡No camines cerca del motor encendido de un avión!