El cambio climático reduce la producción de setas en muchas regiones