Complicado bajar a la calle tras el incendio