Juega con el cadáver de una ballena y termina rodeado de tiburones