Cada dos minutos alguien denuncia un robo en Barcelona