El estado de ánimo de hombres y mujeres depende de cómo tenemos el cabello