Los caballistas de la Feria de Sevilla se defienden: "Tratamos a los caballos como hijos"