Buscan a los agresores de un burro al que rociaron con pintura