El burro, el mejor guardián contra los lobos