Un brote de legionella afecta a ocho turistas de un hotel de Calpe (Alicante)