Se acabaron los brindis navideños, llega la 'cuesta de enero'