Un bombero canario, héroe por sus rescates