Una gran bola de fuego atraviesa Granada y Jaén hasta caer como un meteorito