Tres mil usuarios se han apuntado ya al servicio de alquiler de bicis públicas en Madrid