Un bebé con medio corazón sobrevive a dos cirugías de alto riesgo al nacer