Se convierte en la donante de órganos más joven del mundo con solo 74 minutos de vida