Situación desesperada en ayuntamientos públicos españoles