El ayuntamiento de Magaluf se ha cansado de los periódicos ingleses