Ayunar durante tres días puede regenerar completamente el sistema inmunológico