Una avalancha arrolla a los clientes de un hotel y el gerente ni se inmuta