Las autoridades italianas clausuran una playa fascista