Las autoridades intensifican el control para evitar las fiestas de fin de año ilegales