La autopsia confirma que el hincha fallecido tenía un fuerte golpe en la cabeza