Un negociador intenta que se entregue el atrincherado en los juzgados de La Almunia, Zaragoza