Un ataúd abandonado a las puertas de un convento en Extremadura