El buen tiempo provoca grandes atascos entre los turistas en los Pirineos