Esta es la manera "más fácil del mundo" de atarse los cordones para un niño