Una mujer de 27 años sufre un ataque epiléptico y sus perros la matan a mordidas