El atacante de Cornellá se abalanzó sobre una agente antes de ser abatido