Los sin papeles deberán llevar empadronados seis meses para recibir asistencia sanitaria