El asesino confeso de la joven de Chella es enviado a prisión sin fianza