El agresor de Elda fue puesto en libertad horas antes por quebrantar la orden de alejamiento