Una artista de cinco años vende sus cuadros para pagar el tratamiento de su tumor