Los artículos de belleza falsos contienen excremento de rata, arsénico y cianuro