El 'arco iris de fuego' que hizo "arder" el cielo de Singapur