Agredido por el propio árbitro en un partido en Rusia