Con tres años dona su pelo para que otras niñas enfermas puedan usarlo