Cada año se abandonan en España más de 250.000 perros