Las animadoras españolas hacen furor en Londres