Diez minutos, pinzas e hilo dental, el método de los bomberos para extraer un anillo