Un análisis de sangre podría sustituir las biopsias en cáncer de pulmón