Lavar la ropa contaminada de amianto de su marido le provocó el cáncer que la mató