El alcalde de Vigo afirma que “son focos distintos pero localizados” sin “lógica”