La ola de calor dispara la demanda de aires acondicionados