El agua, un espejismo en el pantano de Yesa