Las bandejas, el mayor foco de infecciones en los aeropuertos