Adoptada con siete años... devuelta meses después con trece