Quiebra una agencia de adopción que deja a 80 familias sin sus hijos adoptados