Una adolescente de quince años se suicida porque "no podía vivir sin su madre"