Una adolescente iraní es atacada por llevar pantalones vaqueros con rotos